sábado, 29 de diciembre de 2007

A un minuto de ti

Aunque la lejanía interior interrumpa la línea que me une a ella, presente sigue en cada poro, en cada vacío que ella completa, en los sueños que ella hila suavemente. Lejos de ella aún me siento cerca, porque inunda y ahoga mi respiración, y mis dedos tiemblan al pensarla. Detrás de cada giro, de cada gesto, de cada 'quizá' está su rostro vivo, plausible e inusitado. Y pienso que hasta si grito, si hasta susurro, si hasta vuelvo a casa desolada, mis pies querrán llevarme a donde estén ella y sus pies alados, envueltos en alguna ensoñación pasajera.

5 comentarios:

El perpetrador dijo...

Qué suerte tienen las "ellas" que son buscadas así.

El otro día (y siempre) la Luna misma era mi Ella; te dedico mi letanía, por si sirve de anestésico.

Un abrazo.

Rubbens dijo...

¿Solo palabras tristes?

Soñadora Empedernida dijo...

Puedes crear una lista de links en tu propio blog para acceder a los que tú quieras o puedes agregarlo a los favoritos de tu internet (Internet Explorer o Mozilla), como voy a hacer yo con el tuyo.


Sigue archivando palabras si siguen cautivando como éstas.


Un beso.

trinki & tronk dijo...

gracias, creo que es la mejor manera de pasarlas.
Me encantan los textos
un beso

Rafa León dijo...

Hola, saudade. He quedado gratamente impresionado con esta muestra de tus escritos. Si con 15 años escribes así, no dejes de hacerlo, ni de leer, te espera un prometedor futuro en esto de urdir palabras, ya sean tristes o alegres.

Un abrazo. Y ya sabes que tienes mis puertas abiertas.