lunes, 25 de febrero de 2008

Swansea

No quise llamar a tu mirada, ni que tus ojos se colaran en los míos para siempre, ni que tu sonrisa se volcara en mi piel. No fue mi intención recorrer con las yemas de mis dedos el contorno de tu sombra, hacer de tus huellas un camino, del color de tu pelo una melodía. Pero tu eternidad se me presentó, se terció suave y me dejó que escribiera sobre ella. Sucedió: te volviste infinita.



audio-the persihers-pills
http://es.youtube.com/watch?v=FE17r4VNEC0

8 comentarios:

fabián dijo...

hola.
llamaste mi atención,me encanta seguir encontrando personas que escriben lo que sienten,quiero invitarte a mi blog pero tu msn no está en tu perfil,escríbeme;
fabianmorales89@hotmail.com

Calcetin dijo...

hey holap
escribes muy bonito
en serio
mucho talento ooh

javier dijo...

Las cosas “suceden” porque… ¿Por qué?...porque tienen que ocurrir y solo nos resta dejar que el verbo “fluir” nos conjugue los pasos en el tiempo y persona que así este escrito.

Un abrazo.

Dríada dijo...

Sigue así: siempre estupenda :)

Un besito.

Soñadora Empedernida dijo...

Esta última entrada me ha cortado por su brevedad y sus frases. O versos.


Te leo poesía :)





Un beso.

La Lola dijo...

Sabes?¿ Todos tus versos son bonitosa, pero quizás este me ha llamado más la atención... me ha tocado mas a fondo.. Precioso Sau...

Mil besos...

Cromatica dijo...

Saudade, leerte, me deja con la poesia en la mano y en los ojos.

Me gusto demasiado!

Te dejo besos y abrazos

J. L. Maldonado dijo...

Hay algo de abandono, de olvido. La reminiscencia de alguien que se fue pero sigue presente. Pasa, eso pasa.