martes, 7 de julio de 2009

'Pequeña sonrisa de Amelie...'


En ningún momento la busqué... No le pedí que viniese a por mí, que me buscara la mano entre decenas de personas y unos cuanto decibelios, que sus mejillas coloradas no dejaran de mirarme en toda la noche. No le dije que sonriera, que ansiaba enamorarme de su sonrisa, tampoco que me curara y que su mano fuese la que me salvase de todo lo que me dolía. No le pedí que fuera el desvelo de todas y cada una de mis madrugadas, ni el temblor de mis pestañas al mirarla ni el de mis uñas al rozarla, ni siquiera la razón del latido que caminaba más rápido que mi andar al ir a buscarla. No le dije que un año más adelante se convertiría en mi luna y yo en su piruleta, que el sólo hecho de sentirla sobre mi pecho era como flotar entre lunares, los suyos, ni que sería mi pequeño cereal cuando nadie nos entendiera...
No le dije nada, no le pedí nada. Y ella apareció, apareció con su bonita mirada e hizo de mi vida una carcajada feliz, una sonrisa continua, un te amo perenne...

Doscientos noventa y nueve mil besos

http://www.youtube.com/watch?v=P3Q5ajmOpV4

9 comentarios:

rOo RAMONE dijo...

Talvez te buscaba desde sus mil vidas anteriores, cuando tu la buscaste a ella y la dejaste sedienta de ti... =)

Hermosaaa siempre!!

eliú dijo...

lo mejor es recibir sin haber buscado... genial!

Buen Tono 23 dijo...

Ohh que chingón post...all you need is love!! niceee saludos desde buentono 23

Ana dijo...

¿Y no es genial encontrar sin haber buscado? :)
Un beso.

Acuarius dijo...

luna y piruleta...bonita historia :)

La sonrisa de Hiperión dijo...

Con una sonrisa, el 50% ya ganado....

Saludos

Lover dijo...

Encontrar sin buscar es mil veces mejor que un regalo de cumpleaños

Lobsiris dijo...

Qué linda

Sandra dijo...

Me encanta tu blog. El texto de pie de página sobre la niebla me ha dejado sin palabras. Chapó.

Te seguiré leyendo :)