viernes, 29 de octubre de 2010

.

Cómo pringa ese puto fango en el que todos caemos alguna vez. Qué insufrible es respirar y notar cómo tus pulmones no tienen espacio suficiente ni aire que trabajar, ese que antes sobraba por todos los poros. Cuánto duele no visualizar los días, porque eso que se avecina ni son días ni son noches, solo son cadenas oxidadas enroscadas a un corazón basurero y maloliente.
Quizá llegó el momento de decir adiós, de despedirte de aquello que sabes que es lo único que te hará feliz pero de lo cual eres consciente que jamás volverá a ser recíproco, aunque ellos no sean capaces de dejarte marchar pese a que lo necesiten. Que alguien me explique cómo coño se dice adiós al amor, a la necesidad, al sustento del día a día, al apoyo, a la última palabra del día y al primer beso de madrugada, a esa sonrisa que arregla absolutamente todo el frío del mundo, a esa mano que tan pequeña se enrosca de una manera tan perfecta entre tus dedos ya sea dentro de bolsillos, de bolsas de palomitas o de mantas amarillas, a ese latido que dibujaron sus costillas sobre mi cama, a ese olor que resquebraja cada intento de huida, a esa cuenta de besos que terminó por superarnos.
Que tengo un máster en corazones rotos. Que alguien me explique cómo le digo que mañana tendrá otro cachito más en el que dividirse.

http://www.youtube.com/watch?v=IhSjuo0YtPU

19 comentarios:

Favio dijo...

es hermoso pero a la vez doloroso..
tu texto tiene tanta intensidad q me hace doler pensar como estará tu corazón de verdad..
le mando un abrazote señorita, todo saldrá bien


=)

Te susurraré... dijo...

Al principio no sabes decirle adiós, después lo echas menos de menos y al final, un día, has llenado tanto tu tiempo con otras cosas que ni siquiera recuerdas que una vez lo echaste de menos.
El tiempo todo lo cura.

Juan Antonio dijo...

Y sin embargo yo creo que el tiempo no cura nada. Es sólo que no sabe andar hacia atrás.

Beso.

м dijo...

Sí, alguien debería pararse a explicarnos ciertas cosas como esa y dejar de perder el tiempo con lo superfluo

AND dijo...

Me alegra que hayas vuelto. :)

carlos dijo...

No, no es que se diga adiós al amor. Es simplemente que debes huir de ahí. Salir corriendo, o caminando. Aunque no lo creas, es menos doloroso. El corazón es fuerte, somos más fuertes de lo que pensamos.
Al final lo que queda es una cicatriz en el corazón, solo eso. Sin dolor.
Un beso.

cocodrilo dijo...

...en el máster de corazones rotos, sí, quizás las dos andamos sobradas y con matrícula. Y decir adios... pues es jodido, amor, porque duele hasta en el alma (se resquebraja un poco bastante)y mas aun al decir adios a las rutinas que crean los días y que lso hacen llevaderos, o al menos...¿rutinarios?
la cuestión es ser más fuerte que aquellos que quieren mantenernos por...¿ egoísmo, ganas de que les quieran, nostalgia de amor...? los motivos que deben importarte, son los tuyos.
Y yo estoy aqui, siempre siempre, para arrastrar al mundo al sitio en el que estás currando solo para decirte que te quiero, para escucharte, para hablarte de gilipolleces que te hagan sonreir, para todo, desde siempre y así seguirá.
te quiero

Aileen dijo...

Vale, vamos a estudiar sobre eso en los ratos libres que escogemos porque si!Investigaremos, igual hay algo lingüistico en todo esto! es taan taan taan genial!

Ladrón de Guevara dijo...

Aun te persiguen muchos fantasmas y demasiada amargura.

Deberías hacer un curso de costura para remendar corazones rotos, o un master en sonrisas y olvido.

Cuídate en estos días de soles fríos.

Espiral dijo...

Saudade, como siempre, tus textos son bestiales.

Besitos.

Ann. dijo...

No sé si lo sabrás, pero cambié de blog.
http://www.adiosalosparentesis.blogspot.com

Así que ya sabes, pásate cuando quieras! ;)

Liar Nymphet dijo...

Las cadenas oxidadas son fáciles de romper. El problema es cuando, muy en el fondo, nos sentimos seguros dentro de ese óxido. No dejes que te ahogue.
Equilibrio...sólo las dosis de herrumbre necesarias.
Me encanta leerte. Preciosa palabra, Saudade :)

cocodrilo dijo...

preciosa mía, míratelo, a mi me parece portentoso :)
http://rima-ndote.blogspot.com/

Imagination... dijo...

Enorme blog, creo que me pasaré por aquí a menudo.
Para decir adiós hay que tener una valentía que algunos no tenemos.

Anónimo dijo...

Joder, sin palabras.

Anónimo dijo...

es precioso...
y de verdad, me encantaría poder hacer algo para que no sintieras todo ese dolor, ME ENCANTARÍA.

una curiosidad tonta que espero me contestes... sigues viendo ADG? :)

saudade dijo...

Sí, claro que lo sigo viendo :)
Muchas gracias por lo que dices
¿Nos conocemos?

8. dijo...

Qué duro es decir adiós.... acostumbrarte a desacostumbrate al amor diario... y tdoo <3

Eli Disaster dijo...

:O
ME ENCANTA.
¡EL MÁS MEJOR DE TODOS LOS QUE HE LEÍDO!
ME ENCANTA
ME ENCANTA
ME ENCANTA
¡ARTISTA!