miércoles, 6 de agosto de 2014

La distancia

Estoy enamorada de la distancia.

La que hay, por ejemplo,
de tu hueco a mi peso,
del mar de tu ojo
al edificio en ruinas del mío.

La distancia
que me hace reconocerte en la rutina
y sacude brava mi recuerdo
-esa mirada oculta en el aire-
cuando te escondes.

La distancia
sencilla
que hay de tu habitación al salón
o la distancia
compleja
que se asienta paralela a nuestros caminos.

La distancia
que inunda mi espacio a tu lado
y llena mis manos de una paciencia nerviosa
que atajo
con la luz apagada.

La distancia
que arropa mi alma
cuando te amo lento y despacio y caes rendida
como un pájaro que por fin
llega a su destino y baja las alas
y cierra los ojos.
Esa distancia
que me permite alejarme
y llenarme los ojos
cuando eres tú y no otra tú
quien a mi lado duerme,
cierta y edificada como un sueño cumplido,
desnuda y enamorada como una hoja en blanco.

Estoy enamorada de la distancia,
cuando vuelves,
y agradezco al tiempo
haberla puesto entre nosotras
para vernos rebatirla con ansia,
eliminarla con un roce,
volverla pasado sin lugar en la memoria,
como si la distancia fuera un bulevar sin oxígeno
roto
sin balcones donde disculparse
a voces
ni bancos
en los que abrazarse hasta que el pecho
se calme
ni semáforos
en los que esperar posada
en tus labios.

La distancia que nos aleja
y acerca
como un yo-(tú-)yo.

Esa distancia
en la que cabe
un infinito entero de música
inventada
y palabras incompletas
que solo cobran sentido
cuando desaparece.

8 comentarios:

Javier Pérez dijo...

Muy bonito. Me ha gustado sobre todo el quinto verso, eso del edificio en ruinas.
La distancia es muy sugerente por su doble valor: separación y respeto de espacios.

Es curioso el título de este blog, pues a mí hace ya muchos años se me ocurrió una greguería con el mismo juego de palabras:

http://crisazama.blogspot.com.es/2013/03/greguerias.html

Ya veo que no soy el único al que se le ha ocurrido.

Saludos.

Leire dijo...

Precioso.

Luis G. C. dijo...

De nuevo, otro poema tuyo que me deja sin aliento, Elvira.
Sencillamente, maravilloso.

Aida Ramos dijo...

Hola Elvira, hace tiempo que voy leyendo parte de tus poemas en facebook y ahora descubro tu blog, una maravilla. Me encanta lo que escribes.
Saludos.

Carla L. dijo...

Es como una foto de sentimientos que no tienen cara

18 susurros del viento dijo...

Sublime. Demasiado.

Nicky Sciavo dijo...

Lo único grave de la distancia, es que, aquellos dos que no debieran sentirla, la sientan. Por todo lo demás, la distancia es nada entre dos que se comen la vida y el alma a diario en besos y en detalles y en fotos y en...
Ya sabes...

Un gusto conocerte.
Saludos :)

Eriana dijo...

P E R F E C T O