domingo, 29 de marzo de 2015

Distintas formas de callar de igual manera.

El silencio es la pausa
que precede al rugido.

El nuestro
-un silencio compartido lleno de eco-
 es ya un idioma en extinción,
no hay grito que lo devuelva a la vida
ni boca que lo reconozca.

Es mejor así,
pero a veces vuelvo al lugar donde exilié tu voz
y me cuesta regresar
ilesa.
Dejar mis recuerdos en otro sitio
es abandonar
palabras que no se volverán a pronunciar.

Aquí dentro,
el silencio es un hueco inhabitable.




14 comentarios:

Alba Palacios dijo...

Cosas que ya no cambian. Eres excelente, amo tus poemas :3

Marta en Mayúsculas dijo...

Sabes? he leído varias cosas sobre tu poesía y creo ver una evolución muy positiva, creo que este es de los poemas que más me gustan, sinceramente creo que tu poesía es muy fresca aunque no soy una gran fan tuya ya que a mi me gusta otro tipo de poesía, pero este me recuerda un poco a una de mis frases célebres "Quisiera volver al lugar donde aún no te conocía..."
Saludos.

Raquel Cabest dijo...

Demasiado dolor para tan poco ruido... Genial.

Vérsame en tu boca

Mariela Garcia dijo...

Estoy totalmente enamorada de cada sílaba y cada consonante que escribes.
Al leerte causas escalofrío a mi cuerpo y a mis pobres pensamientos.
Elvira eres grandiosa. ❤

Bluemīnda dijo...

Está bien que lo sea... :)

Un abrazo!

davidenriqueng dijo...

Saludos desde Panamá, que dicha encontrarte.

Colectivo Literario Julio Cortazar dijo...

Excelente poema, celebramos el que vengas a Bogotá a la feria del libro, sera un placer escuchar tu poesía y espero podamos hablar acerca de tu obra.

Noelia dijo...

Y realmente me encanta la manera que tienes de sorprendernos en tu juego de palabras siempre tan intenso, lo que nos hace sentirlo real y hace inevitable eso de no llegar directa a nuestros propios silencios, que nosotros creíamos inhabitables y tú con tus versos desmontas nuestra creencia.

Guillermo F. Mahecha dijo...

.El Alma ,nos esgrime lo que a veces callamos,pero ahí queda aquello que no logramos soltar;callar es ser reciproco a lo que otorgamos.el silencio hace parte de lo que amamos y dejamos que parta sin una respuesta al dolor,de la ausencia que puede ser efímera como locuaz,en nuestros versos siempre plasmamos la verdad oculta..

Luis Vicente dijo...

¡Exquisito! :3

Lope Escauriza dijo...

Dejar mis recuerdos en otro sitio...

Buenisimo.

Jorge Vaquero dijo...

Tu forma de dar vida a las líneas que escribes es única, y mágica. Mi estantería está deseando llenarse de tus libros. Seguiré tu obra hasta el final, gracias por regalarle a mis ojos palabras tan maravillosas.

Bel Martinez Retamar dijo...

http://orillandoelparana.blogspot.com.ar/

Andrés Martín dijo...

Te veré mañana (hoy), si las multitudes lo permiten.