lunes, 9 de mayo de 2011

.

Hay un poeta que espera, fumando, encontrarse con una rubia tras la esquina para poder relatarle cómo se empeñó su corazón en salir del ala izquierda de su alma aquel día que se enamoró de sus tirabuzones. Explicarle cómo, mientras ella se cruzaba con él, eligió el momento exacto en el que le haría el amor por primera vez. Decirle que desde que ella apareció, la vida se volvió vida y el invierno una primavera sempiterna. Contarle cómo escaló farolas y cambió termómetros para que ella nunca más pasara frío y de qué manera consiguió llevarle la luna cada noche a su cama. Confesarle que aprendió a bailar en el mismo momento en el que siguió sus pasos por aquella calle. Susurrarle que, desde que la vio, ya no sabe cuándo duerme y cuándo sueña. Pedirle que no le pellizque nunca, jamás. Ofrecerse a volar con ella. Admitirle que se borraron de su teclado las letras e, l, l, a de tanto quererla. Prometerle cuidar de sus pulmones cuando le falte aire y embotellar frascos de latidos por si acaso alguna vez se olvida de activar su corazón. Comprometerse a dejar gramos de su piel sobre sus manos en cada abrazo. Pedirle perdón de antemano por todas las zonas de su cuerpo que borrará con la lengua. Declararle que su techo ahora se encuentra entre sus piernas. Manifestarle que su cordura se escurrió por la alcantarilla que dejó empapados sus cordones cuando pasó sobre ella y sobre sus entrañas. Jurarle que la libertad ahora lleva su nombre. Y reconocerle que no hay libertad más bonita que la que va acompañada de otra mano.

http://www.goear.com/listen/3101c36/las-cosas-que-no-pude-responder-marwan

15 comentarios:

Juan Antonio dijo...

Ni una palabras más que las tuyas. Todo queda dicho. Y cómo.

91problemz dijo...

No puedo expresarte lo que me gusta y lo que me identifico con esto en palabras. Leerte como si conocieses todos los detalles de mi historia. Precioso.

Suso dijo...

Tus textos atrapan, muy bien escrito y desde luego con un cierre genial. Un gran abrazo.

eliú dijo...

siempre te lo he dicho, tú me matas con esos textos.

"...Comprometerse a dejar gramos de su piel sobre sus manos en cada abrazo. Pedirle perdón de antemano por todas las zonas de su cuerpo que borrará con la lengua..."

ya sé que recitaré al oído la próxima vez.

Ladrón de Guevara dijo...

Simplemente tú. Porque cuando leo esto, esa mezcla perfecta entre lo dulce, lo sincero y el ataque directamente al cuello, simplemente me acuerdo que eres tú quien escribes.

Tan bien como siempre.

Espiral dijo...

Sau, como siempre, un texto impecable. Me encanta, me encanta.

Besinos

smile_me dijo...

"Explicarle cómo, mientras ella se cruzaba con él, eligió el momento exacto en el que le haría el amor por primera vez. Decirle que desde que ella apareció, la vida se volvió vida y el invierno una primavera sempiterna"


Increíble. Sencillamente genial. Todo un descubrimiento.

:)

Judit Mengual dijo...

¡Me gusta, me gusta, me gusta! :)

Julio. dijo...

me recuerdas?

Nahuel dijo...

"y cierres los ojos y ves todo el mar en primaveras"...en aquellas primaveras sempiternas. Encantador como siempre, saludos.

http://sendadelnahuel.blogspot.com/

La sonrisa de Hiperión dijo...

Ahora la libertad lleva su nombre... que bonito...

Saludos y buen fin de semana.

carlos dijo...

"confesarle que aprendió a bailar en el mismo momento en el que siguió sus pasos....". Qué tono, qué imagen, qué maravilla.

Julio. dijo...

asi q no te suena ehhhh.. :P

http://resonanciasvitales.blogspot.com

y este blog tampoco?

Nehuén dijo...

que linda forma de escribir es muy bueno, saludos, te voy a seguir!

Julio. dijo...

jajajajaj perdido todo el misterio.

mira esto:

http://resonanciasvitales.blogspot.com/2008/06/domingo.html

y metete en los comentarios XD