jueves, 5 de septiembre de 2013

Pero eres tú. Pero soy yo.

Es como si bailaras al son de una canción que detesto
pero eres tú,
y te imagino tormenta.

Es como si rezara a un dios en el que no crees
pero soy yo,
y te arrodillas.



Me arde en las manos este deseo de tocarte,
se me han deshecho los dientes, muertos de pena:
mi boca es un barrizal sin tu saliva.

Me duele el pecho por tenerte tan lejos dentro de mi costado,
me estoy enterrando en la zanja que nos separa
y creo que quiero seguir viva.

Si
go
res
pi
ran
do.

Y te pongo detrás
...para que me des impulso.


Lo cierto es,
mi jodido amor,
que mi futuro te sigue desvistiendo a dos manos,
que dejo la ventana abierta
para que olvides los portazos,
que no sé si me pesan las ojeras o el sueño
pero sigo tumbada al lado de tu hueco y me levanto tan dolorida,
mi bella muerte,
que mi madre no deja de preguntarme quién me duele
y no me entiende cuando le señalo mi garganta,
que necesito que me digas que no te vas a ir nunca
mientras te vas,
que necesito que me digas que te vas para siempre
mientras te quedas.

Pero salta,
bendita tristeza,
salta,
que no quiero que se te quemen las manos tocándome,
que te duela la piel bajo las mías,
que no soporto la idea de verte morir de pena
después de volver a hacernos en el amor
para después ser ceniza,
que tengo el pecho desinflado y pronto no cabrás
-y a estas manos les falta cobardía para rechazarte-.

Salta,
que llevo tus alas por bandera desde el primer día.

Mentirme era tan verdadero
cuando conseguía convencerte...

Te quiero tanto que quiero terminarte,
te quiero tanto
que mañana no podré hacerlo más.

17 comentarios:

LovingStrangers dijo...

Me desarmas

María Part dijo...

Ay, muchacha... Si es que lo peligroso de mentirse a una misma recae en la otra parte... La que cree a ciegas, sin importar cuánto duela.

Muá

sístole y diástole dijo...

Sin palabras.
Seguiré pasando por aqui a leer verdadera poesia.

sístole y diástole dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Nahuel dijo...

un placer volver aca, despues de un buen tiempo. HErmoso inscrito, inspirador.

Saludos, (ex) Nahuel

Catadora de Sabores dijo...

a veces no se sabe la línea que separa el tu y el yo de la otra persona.
Increible poema.
Lo que más me gusta de tu forma de escribir es la fuerza con la que lo haces, creo ,que de algún modo ,consigues desarmar al lector y que caiga sin remedio en las redes de la historia y el sentimiento que cuentas.

Felicidades señorita.
Felicidades por sentir (y vivir) tan intensamente.

zoe dijo...

Uff,...llegué a su blog de casualidad, y me quedé enanchada... cuanto más leo más me engancha... me desarma y me mueve tantas cosas,... me da un soplo de aire maravilloso. Gracias

Forgotten words dijo...

Totalmente de acuerdo con Catadora de Sueños, creo que lo atrapante de tus poemas es la fuerza con la que se muestran ;)

Emi Oliva dijo...

Por favor, no dejes nunca de escribir, hace poco me enseñaron tu blog y desde entonces no paro de leer y releer tus poemas, sigue así.

Nerituse dijo...

Me apasiona leerte. Llevo años enganchada a tu blog, siguiendo tus devenires y sentires. Te imagino tan fuerte, tan frágil, tan dulce y tan recia a la vez...No te conozco, pero te siento. Enhorabuena.

lunáticasuicida dijo...

Magnífico, como siempre.

Marta Romero Martín dijo...

el mérito es de las musas
pero hacerlo llegar de esa manera tuya y saber cómo jugar con las palabras, ese mérito solo es tuyo.
Me encantan tus poesías

Alicia. dijo...

¡Hola! Me he pasado por tu blog y la verdad es que me ha encantado. ¡Un gusto leerte!Espero que no dejes de hacerlo nunca y, sobretodo, que disfrutes escribiendo igual que tus mil lectores leyéndolo.
Me gustaría que te pasases por mi blog y dejases tu opinión si quieres.. Un beso <33.

Manuel Parra dijo...

¡Hola!, apenas te empiezo a leer y a escuchar y me ha encantado tu voz, tus letras; exitos y sigue así.

Pasate por mi blog, es nuevo, pero me alegraría que lo hicieras.
http://manuelpar67.blogspot.com/

Saludos

Anónimo dijo...

Extremecedor , simplemente eso.
Un amor que se presentaba eterno ...
Que desconcierto cuando el príncipe azul se convierte en rana y se carga el cuento diciendo ,que te da la oportunidad y como mucho de sexo.
Me encanta tu forma de escribir y casi siempre he vivido momentos tan parecidos a los que hablas.
No cambies , me Encanta !!!

Me comen las pulgas dijo...

Auch!

Francys Narváez dijo...

Hermoso