martes, 18 de febrero de 2014

No eres tú, es la poesía.

No me gustas.

Es más,
odio esa boca:
parece dos gusanos rosas serpenteando
entre un festín de fuegos artificiales
con sabor a melocotón,
con olor a hierba recién...

Que no.
No me gustas.

Detesto tu pelo,
tan despeinado que parece hecho a propósito,
tan largo que está siempre fuera de lugar.
No creo en él.
Cuando lo toco parece ceniza
y me invade una tos en el pecho
y su tacto me recuerda
a ese día
que hundí los pies
en la arena de aquella playa de Barcelona
después de más de tres años
sin ver el mar
y creí ahogarme mientras volaba
y de repente todo era azul
y todo era tan suave como...

Que no.
No me gustas.

Me da asco tu voz,
su manera de precipitarse
sobre el mundo como si tuviera todas las respuestas,
la excesiva torpeza de sus palabras,
el lugar equivocado sobre el que se asienta,
su exasperante lentitud
al hablar
como si fuera una mariposa desnuda
e hiciera el amor a todo lo que ve
tan despacio
como si aún fuera ayer
y mi cuello
estuviera siguiéndole el compás,
cayendo en sus vocales,
azucaradas y silentes,
volviendo a redactar
su abecedario de prosa floreciente...

Que no.
No me gustas.

Siento indiferencia por tus latidos,
siento un vacío atronador por tu vida,
por tus idas y venidas,
por tus triunfos calculados
y tus victorias dirigidas,
por tu cuerpo fracasado,
por ti desnuda, indefensa y derrotada
aunque así seas lo más parecido a la libertad
que saboreé desde el suelo,
un encanto sin remedio,
un abrazo inherente a tu lápida,
tus ojitos tristes
llamándome ambulancia,
el olor de tus pestañas
pidiéndome ayuda,
mis ganas de dormir a tu lado...

Que no.
No me gustas.

Cállate.
Deja tu sexo a un lado.
Deja mi alma al otro.
Que no me gustas.

Es insoportable
tu caminar por las azoteas,
esa forma canina
de tropezar en mi tejado
y traerme tus heridas.
Es totalmente insoportable
el olor a asfalto que dejan tus huidas.
Hay tantos cadáveres
bailando en tu tumba
que creo que estoy muerta,
esperando a que suene la música.

No me gustas. Pese a lo que viene después.

Porque no es por ti,
mi amor.

No eres tú, 
es la poesía.


12 comentarios:

Vuelve y Quédate dijo...

Echarle la culpa a la poesía...

¿quién si no provoca tanto "repudio"?




Vuelve

Vuelve y Quédate dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
getyourseasonticket dijo...

"hay tantos cadáveres bailando en tu tumba"... precioso

Sarabia dijo...

Me gusta, me gusta mucho.
Entiendo eso del olor a asfalto en las huidas y todas las marcas de los derrapes de los cambios de sentido...pero no puedo imaginarme más de tres años sin ver el mar; debería de estar prohibido.

Un saludo desde un pueblo con mar que tiende a la saudade y a la búsqueda de respuestas que no existen. Besos y versos

Nahuel dijo...

un placer visitarte.

Saludos, Nahuel

Claudia Tubilla dijo...

Siempre será la poesía quien nos escusa ...

Celia Moreno dijo...

Supongo que después de compartir tus escritos en facebook, ha llegado la hora de decirte que me encantan, ¿No?
Estas nominada a mis Liebster Awards.

http://dejemonosllevar.blogspot.com.es/2014/02/liebster-awards.html

Sensaciones Sensation dijo...

Bendita tu poesía que atrapa!!!!

Un beso

C_yPunto dijo...

Esto no es sólo poesía, es también hipnosis, y a cada vaivén de péndulo me has arrancado una sonrisa.

Leerte es siempre un placer enorme: le cambias a la vida la forma. Y la conviertes en poesía (la culpa de eso, sin embargo, la tienes tú).

Abrazos desde Granada.

Elena dijo...

he leído varios poemas tuyos, son ... delicia pura...
este me fascina.

nunca sabría de quien es la culpa.
bendita tu poesía GRAN ELVIRA!

Paulina dijo...

https://www.youtube.com/watch?v=-kAq5M6KTOo :) inspirado en este poema

OGUDUGU SPELL CASTER dijo...

Soy Gloria de Manhattan de Nueva York EE.UU., quiero usar esta opurtunidad de oro para apreciar el gran lanzador de hechizos llamada Dr.Ogudugu por ayudarme a recuperar mi relación con mi ex amante cuando él terminó y dio la espalda a mí por un tiempo bastante largo período de tiempo. Dr.Ogudugu realizó un hechizo para mí y dentro de las 48 horas después de que el hechizo se había fundido que recibo una llamada de mi ex diciendo que lo siente por haberme herido y que no va a hacer tal cosa a mí en su vida de nuevo, yo estaba sorprendido, pero luego lo aceptaron de nuevo. Cualquier persona que está en la misma línea de problema o que tienen dificultades para matrimonios allí debe ponerse en contacto con la dirección de correo electrónico Dr.Ogudugu: greatogudugu@gmail.com o Llamar al móvil +2348057266712 Él es muy potente y que puede ayudar en cualquier momento que lo ponga en contacto con DR.OGUDUGU AGRADECE A MILLÓN TIMESSSSSSSSS

NOMBRE: GLORIA

CIUDAD: MANHATTAN NUEVA YORK

PAÍS: EE.UU.