jueves, 6 de marzo de 2008

Serenata

Plausiblemente, me encauzas en la melodía de tu mirada. El brillo de tus ojos me salpica, me empapa de un color cada vez más lírico Tu presencia eminente y mi sombra anhelante se fusionan en el vaho de tu olor. Y a tu cuerpo, impreciso en su suspiro, quiero enlazarme. Volatizarme en su piel, ser etérea bajo su abrazo ocre, respirar sólo mientras me toca... Ser una; hacer que nuestra mirada se vuelva infinita.

8 comentarios:

Solveig dijo...

Si...

JuaKo! dijo...

Hilación de palabras perfectas para formar la composición armoniosa y privilegiada para los sentidos, es de las que más me ha gustado. Felicidades profundas.


(Que gane mañana la izquierda)

JuaKo! dijo...

rectifico, puse para formar la. Quería decir una. jaja no molesto más. Un abrazo

AnToNia dijo...

Y a tu cuerpo, impreciso en su suspiro, quiero enlazarme.....
me quedo con esta!!!
saludos para ti!

=)

fabián dijo...

ah,son muy bonitas tus palabras

javier dijo...

¿Archivo de palabras tristes?

Solo encuentro, aquí, palabras bellas describiendo de manera serena…pausada…la música de los sentimientos.

Un abrazo.

J. L. Maldonado dijo...

Estimada Saudade. Me tomé el atrevimiento de leer uno de tus post en mi programa Librería Sónica. EL mismo podrás escucharlo ingresando a través de mis escombros el próximo lunes 17 de marzo después de las 17:00 (hora España). La lectura de los blog es hacia el final del programa.
Espero que te guste.
Saludos.

Solveig dijo...

me apetece que me des un abrazo.