viernes, 9 de abril de 2010

.

Me hizo temblar entre sus brazos en mil y una madrugadas y ahora consigue que tirite sin tocarme, pero de rabia y dolor, de tristeza. Me duele cuando está pero me mata cuando no está, me consiguió marchitar fumándose falsamente cada uno de mis besos y doblándome ante los recuerdos, ante anhelos que parten mi cuerpo en dos porque ella me falló y ahora me ha dejado sola ante algo que quema y que me viene demasiado grande. Y me consume el saberme queriéndola y odiándola, y me destroza la hostia que me ha dado sin paracaídas, y me mata el no recordar su último beso porque nunca pensé que lo sería, y no puedo con el hecho de no saber qué fue verdad y qué mentira, y me deshace el querer odiarla y olvidarla en un día y darme cuenta de que mis veintiún meses no se borran de una hostia, aunque sea de su propio puño.
Y ójala pudiera reventar su recuerdo a hostia limpia y hacerlo desaparecer... Pero ella siempre sigue ahí, incrustada en mis pulmones como un clavo oxidado que no deja respirar, tatuada en el alma como un día le dije al prometerme que jamás se iría de mí, como un nudo cuerpo a cuerpo y espalda contra espalda anclado en mi garganta e impidiéndome vivir, como un solo desafinado hambriento debajo de mis uñas, como un recuerdo inventado tras la almohada cada madrugada que los gritos de mi cama me despiertan...
Y yo sigo temblando.

http://www.youtube.com/watch?v=7cZYvszjRLA

7 comentarios:

Ladrón de Guevara dijo...

Duele, y quema su recuerdo, y todos los meses vividos. Pero no pienses que fueron mentira, porque tampoco lo pensaste mientras les vivías.

Fueron buenos meses, y auqnue ahora sólo quede rabia y cicatrices, saldrás de esta, y será el recuerdo el que te enseñe.

Es lógico lo que ahora sientes, y no quiero hacerte ver lo contrario, pero al final del tunel siempre hay algo de luz.

Cuídate.

moderato_Dos_josef dijo...

Y nunca la olvidarás. Solo que el rumor de los recuerdos se atenuará, y solo conservarás lo que en realidad fue lo mejor: La existencia del amor...
Besos!

cocodrilo dijo...

Olvidar no es lo importante, ni hostiar los recuerdos que en su momento nos llenaron hasta no poder respirar, se trata de recordar sin que duela. Y el tiempo no hace excepciones con nadie, duele, y cura.
Te quiero mi niña

anabolizante dijo...

me mata el no recordar su último beso porque nunca pensé que lo sería..."

es duro eso

Ana dijo...

"Si alguna vez amaste y no te amaron, juraron amarte y te engañaron, olvida los sufrimientos que te dieron y recuerda lo feliz que con esas mentiras te hicieron. Y si olvidar quisieras, recuerda que llorar es recordar lo perdido y volver a amar el verdadero olvido".
Buscando la primera frase he encontrado también la otra, ambas con mucha razón. Sé que no te servirá de mucho que te las escriba pero bueno, sólo piensa que después de la tormenta viene la calma... Aunque tarde más de lo que quisieras.
Ah, y SONRÍE :)

Carlos dijo...

Hay una antigua canción (bueno no tan antigua) de mClan. Que dice algo así como : Miedo a encontrarte de repente, a no verte nunca más.
Preciso lo que nos dices y el como lo dices.
Un beso

Naroa dijo...

Hace tiempo que no pasaba por aquí y veo que sigues tan genial escribiendo ...Es lo bueno que tiene ...ayuda a sacar fuera el dolor ...Recuerda que después del punto más oscuro de la noche ...llega siempre el amanecer.