domingo, 6 de enero de 2008

Como a nadie más

Dejando la almohada empapada en suspiros me visitaste, meciéndome en un columpio dormido, siendo el amanecer de un sueño en blanco y negro. Te adentraste en mi bosque del olvido para hacerle frente y destruirle, acercándote despacio para hacer de él una estrella en el cielo, inalcanzable, como tú. Balanceándonos entre besos furtivos paseamos, adormecidas entre los vapores de nuestros cuerpos desnudos nos hablábamos, y como si fuera la última mirada del mundo dibujamos una flor en nuestras pupilas.

8 comentarios:

Roberto Esmoris Lara dijo...

al como te lo prometí, publiqué un texto dedicado a tí, a tu talento y juventud. En esta siesta de Susna debes haber estado no hace mucho escribiendo en tu diario secreto.
Un abrazo desde el mar del sur
Roberto

Roberto Esmoris Lara dijo...

Tu post de la niebla me enamoró.
Roberto

La Lola dijo...

Que tierno post... me senti identificada con aquello de "...Dejando la almohada empapada en suspiros me visitaste..." Y cuantas lágrimas a la noche derrame por esos suspiros...

Mil besos...

Rubbens dijo...

Las palabras que se escriben son las que nos componen, las que nos definen de un modo u otro, en tanto que las plasmamos en papel o simplemente las pensamos.

Sí me definen, creo.

PD: También tengo por ahí una especie de historia de violencia y, debo admitir, en cierto modo también me definen.

claudia dijo...

niña, sos poesía

un abrazo
claudia

te conocí en el blog de roberto, no pude evitar venir a conocerte y me alegro mucho,,,besos

J. L. Maldonado dijo...

Sin llegar a la zalamería, muy lindo tu texto, limpio, sencillo. Los comentarios de Roberto son perfectos.

A lo largo de todo el espectro cibernético..... dijo...

Este espacio es para soñar,...tus textos nos alzan en un vuelo, tus palabras,aún tristes son dulces y brotan dejando tu corazón expuesto en cada línea...

Gracias, amiga,por tu visita y tu enlace. Celebro ver por aquí a Mucha, a mi linda Lola y a Roberto...tu espacio es muy confortable...
Te seguiré de cerca.
Besos.
María.

Alhada dijo...

No hay duda, pequeña, tienes talento, no lo dejes escapar. Hasta tu tristeza es bella, quisiera leer algún día tu risa, tu ilusión, tu amor correspondido.