viernes, 4 de abril de 2008

Donde los sueños no se queden fríos

Te saboreo en el aroma de cada suspiro que me dejas respirar mientras me cuelo en la curva de tu boca. Desentendiéndonos de lo que nos rodea, te dibujo palabras en los pestañeos furtivos que tus ojos dejan escapar y me acurruco en el trasfondo de su color. Quiero atraparte en mi pupila y no soltarte jamás, colorear atardeceres con la fusión de nuestras sombras y hacer infinitas y pausadas las miradas más breves que nuestros cuerpos puedan crear.

6 comentarios:

Luis dijo...

Me gusta. Pero suena a que nunca te han roto el corazón.

Amor dijo...

palabras tristes pero bonitas, y este tono suave y delicioso de penumbra en el blog, todo es bello aquí, todo es

amor

Solveig dijo...

Cada día alucino mása con cada una de tus frases. Te puedo pedir un favor? Me dejas acompañar alguna foto mía con alguno de tus textos? Lógicamente, señalando que son tuyos. Si prefieres guardarlos para tí lo entenderé, son muy intimos la mayoría de ellos.

:)

tengo ganas de hablar contigo.

Cromatica dijo...

Saudade, tus letras (creo que ya te lo he dicho) son frescas, dibujas muy bien con palabras y coloreas con versos.
Un abrazo calido para ti.

Solveig dijo...

gracias, preciosa.
http://www.fotolog.com/solveig

ahi est�s.

Germán dijo...

Wou!
Solveig te hace famosa y no es para menos. Me ha gustado el texto :)
yeesss! jaja
te dir�a alguna que otra cosa, pero esperar� a leer m�s cosicas y decirte vale?
suerte y no lo dejes nunca :)