miércoles, 30 de abril de 2008

Plausibles roces

Te evaporizas en un suspiro. Te volatilizas, desapareces y yo me quedo espiando a tu olor. Pero tu sonrisa reaparece. Grande, como tu mirada que también vuelve. Eterna al contacto con tu voz, con tus suspiros, con lo sublime de tu presencia. Y regresan tu boca, tu piel, tus manos. Tus pupilas, que me sorprenden escribiendo en tus huellas borradas, tejiendo en el viento miradas entrelazadas. Y tu alma, que nunca se marchó. Ocre y azul, como tus besos. Infinita y plausible, como el color de tus palabras.
Y se sienta.
Y me mira.
Y me espera.

7 comentarios:

AnToNia dijo...

Leo las olas....y me pierdo en sus prosas......

Solveig dijo...

suspiros...

vity dijo...

Pausa y delicadeza, aroma de esperanza, de temblor, de erradicar miedos, de suspirar por alguien... Pocas palabras fueron tan bien exprimidas como tu lo haces.

Un besito.

D' Gaviota dijo...

Siempre describes a la perfección tantas cosas...
Espero que tengas un bello fin de semana.
Saludos saturnianos!

JuaKo! dijo...

Tan grande como siempre ;)
Felicidades otra vez.

Germán dijo...

"hasta que de bello se evapora"

sabes cuánto me ha llegado eso?
es la esencia de lo romántico, lo sabías... es genial!
jajaja
no te preguntas nunca cuanto puede dar de si un pequeño conjunto de palabras?
GENIAL, con mayúsculas :)

besos grandes y fuertes!

Srta. Pelo dijo...

Me gustó, me gustó mucho.