domingo, 18 de mayo de 2008

Ausencia

De qué me vale estar
si tú no estás para verme.
Para qué llorar
si no son tus dedos los que matan a estas lágrimas.
Para qué dibujarte
si tu contorno se desliza falso sobre el papel
rechazando todo intento de eternidad.
Qué gano con susurrarte
si antes de que mi aliento llegue a ti
el aire herido ya lo ha volatizado.
Cómo vivir mirándote
si tus ojos ávidos perecen fijos pero imposibles en los míos.
Cómo sobrevivir oliéndote,
aspirando tu aroma,
si al instante de ser mío y capturarme en cuerpo y alma
deshaciendo todo amago de soledad interna
se marcha, se diluye entre mis dedos.
Cómo no amarte, cómo no pensarte.
Cómo sobrevivirte.

11 comentarios:

Srta. Pelo dijo...

Bella, melancólica poesía. Me recuerdas a Alejandra Pizarnik (so es un GRAN cumplido).

Y lo dicho: me identifico con lo que escribes.Creo que paso por algo similar a tí, por que que tus escritos me pegan mucho.

Sigue escribiendo, poetisa. Y sigue soñando (lo posible y lo imposible).

Solveig dijo...

Eres un encanto...
gracias por anoche.
lo pasé genial contigo.

un beso.

Michel dijo...

Una vez más me dejas sin palabras. Siempre encuentro en tus poesías algo con lo que sentirme identificado, y eso es muuuy difícil.
Sigue escribiendo, por todos los mortales que tenemos esas bellas palabras en mente pero...no sabemos transportarlas al papel con tanta belleza.

Besikus

José Manuel dijo...

Bonito blog, me gustaría te dieras una vuelta por el mío, para que sepas quién suplanta identidades, hace plagios y manda anónimos.
Saludos.

Soñadora Empedernida dijo...

La ausencia... Está mal que lo diga yo, porque soy fácil de frases como las que tú escribes de "para qué", pero me parece que sí que merece la pena todo eso. Si, al menos, la ausencia va a desaparecer volviendo. Haciendo que merezca la pena.
:)



Muy fluidos estos versos, amiga saudade.


Gracias por leer.

vity dijo...

Qué difícil sentir, no completar eso que tienes, no regalar eso que llevas, no compartir eso que anhelas hacer.

Pero siempre te quedarán las palabras. Y los deseos. Y los sueños...

Todo gira. Tal vez tú seas la próxima.

Un besito amiga.

AnToNia dijo...

Estos ultimo 2 dias me lo he preguntado mas de cien veces,
si encontraste alguna respuestame
me la das?

Dríada dijo...

¡Qué bello!

¡Besitos!

Nohelia dijo...

Más de cien palabras, más de cien motivos para no cortarse de un tajo las venas, más de cien pupilas donde vernos vivos,
más de cien mentiras que valen la pena... ♪♪♪♪♪

Descubrieron que los besos no sabían a nada, hubo una epidemia de tristeza en la ciudad. Se borraron las pisadas, se apagaron los latidos, y con tanto ruido
no se oyó el ruido del mar.

Un par de palabras, creo que se como se siente...

Saludos.

Daniel Rojas dijo...

sincero y emotivo

javier dijo...

Tus palabras hacen de la ausencia algo necesario de poseer…como la sombra, como el imperdible, como el roto en el pantalón, como la garganta seca, como la lagrima que no pide permiso…tus palabras agridulces hacen , una vez mas, que los sentimientos sobrevivan mientras nos escondes tu sonrisa.

Un beso.