sábado, 17 de mayo de 2008

Dibujarte el aire

Al fondo. Una infinita distancia se vuelca entre nosotras. Aprisiona, desgarra y ahoga. Y no mata porque tú sigues viva. Porque pese al dolor que aplasta mi alma consigo levantar la cabeza. Levantarla y hacer frente a la imposibilidad de una vida abrazadas. Y es entonces cuando esa tristeza que pesa y destroza se deshace, se diluye dando paso a una mirada que lo dice todo. Una mirada que sólo tú y yo miramos, de la que sólo tú y yo nos alimentamos. Una mirada que explota y arrastra lo que nos pide que no nos miremos, una mirada que termina con todo en un segundo y deshace mis suspiros convirtiéndolos en migajas de caricias perdidas. Una mirada que sobrevive y pide a gritos una oportunidad de ser real.

2 comentarios:

Ricardo J. Román dijo...

Hola, muy bueno tu blog. Sencillo, pero tienes textos muy buenos.

Mis respetos.

Saludos.-

Solveig dijo...

que hago, pequeña?