jueves, 22 de mayo de 2008

Hasta que se deshaga

Descubro tu olor en un suspiro que trae el viento que antes te ha rozado a ti. Te sorprendo caminando sin rozar el suelo, volando como los suspiros que se desprenden de mi mirada cuando apareces delante. Asciendo por tu piel hasta llegar a tu mirada que respira trémula y asiente volátil. Tu sonrisa cede ante mi respiración entrecortada creciendo como la inspiración y deshaciéndose entre mis dedos como los sueños. Cierro los ojos e imagino tus dedos electrizantes apoderándose de mi espalda, de mi cuello, de mi piel. De mi alma. Los abro y sigues ahí... Apoderándote de mí con una única mirada. Como sólo tú haces. Como sólo yo vivo.

1 comentario:

Solveig dijo...

Deshacerse entre tus brazos... :)