viernes, 9 de mayo de 2008

Dolorosa encadenación

Imagino tu ausencia. Ya puedo comenzar a distinguir su olor, su falsa sombra, su mentirosa voz. Su dolorosa realidad. Lo sé. Aparecerá vestida de recuerdos, apestando a dolor, derrochando tristeza. Vendrá dispuesta a embriagar cada poro de piel curado tiempo atrás, a enseñar a amar cuerpos vacíos y secos, almas abandonadas y muertas. La conozco... Marchitará las palabras y disimulará con el eco de una risa. Matará suspiros y enterrará sueños. Será destructiva... pero necesaria. Necesaria para al menos saber que de cierta manera sigues siendo real, y que cuanto más dolor hay, más te recuerdo; y a cuanto más olvido llamo, más amor acude.

10 comentarios:

Dríada dijo...

Es muy duro no querer recordar y no parar de hacerlo.

Un abrazo :)

Raimons dijo...

la ausencia es como un hueco que se queda
lo bueno es que se puede rellenar con lo que quieras :)

Oski dijo...

Ausencia y soledad...la vida está llena de ambas.

Lo importante es encontrar fuerzas y seguir caminando rumbo a la utopía, o en definitiva, a los sueños.

Siempre quedan ventanas por abrir.

Un saludo

brightside dijo...

Sisi Elvi! Ya me acuerdo :D que seríamos sin los Beatles.. aix ^^

Como estás lindísima?
:)

you're not a teenager dijo...

Debo decir que la entrada del 22 de abril me hizo sonreír y pensar en "esa" persona... y justo, la vi hoy :)

Camilo dijo...

a veces hay que dejar salir un poco el dolor...
La soledad puede ser una compañera ingrata.

MentesSueltas dijo...

El recuerdo es un hábito que en ciertas ocasiones nos provoca dolor y tristeza... es un juego malvado.

Bello.

Te abrazo.
MentesSueltas

Solveig dijo...

Gracias, pequeña.
Aqui estoy yo, acabando mis últimos exámenes que haga jamás en el colegio, el año que viene ya serán de facultad...

Y un poco baja de moral, con problemas de estos que te comen la cabeza, y más en los días de lluvia, que tienes tanto tiempo para pensar.
Pronto te tomaré prestado un texto.

cuidate, mi pequeña sonrisa. mia.

Solveig dijo...

Gracias mi vida... gracias.
ojalá pueda abrazarte algun dia.

Srta. Pelo dijo...

Vaya, este es el segundo blog que leo donde encuentro las palabras perfectas para pegarme en el corazón. Que me llegan, que parecen salidas de mi mano.

Me ha llegado mucho tu entrada. Un saludo.